Como mantener, usar e higienizar correctamente las prótesis removibles.

Pautas y consejos

Seguramente nos asaltan miles de dudas de cómo debemos utilizar, mantener e higienizar todos dispositivos de reposición dental como prótesis removibles, y es por esto por lo que a continuación te damos una serie de pautas y consejos que puedan disipar todos los interrogantes acerca de esto:

  1. Para limpiar las prótesis removibles, hazte con un cepillo de cerdas medias o duras. Puedes conseguir cepillos para prótesis específicos en farmacias o parafarmacias, en caso de que no lo encuentres, con un cepillo de dientes normal duro o un cepillo de uñas podrás hacer la higiene adecuadamente. Toma unas gotas de jabón neutro y déjalas caer sobre la prótesis, puede ser jabón para vajilla o jabón de manos, a continuación, cepilla adecuadamente todas las superficies de la prótesis hasta que quede totalmente limpia. Lava abundantemente con agua para que no quede ningún resto de jabón y colócala de nuevo en tu boca, o déjalas guardada en la caja diseñada para ello.

  2. Una vez has limpiado tu prótesis es importante que limpies la mucosa oral sobre la que se asienta con cepillo diseñados para ello, que son de silicona y no dañan la superficie edéntula. Así mismo, si conservas dientes naturales, realiza la higiene de los mismo, así como de la lengua, esto es esencial para mantener una buena salud oral dado que la placa bacteriana no solo se encuentra en la prótesis sino también en la superficie oral.

  3. Para aumentar y puntualizar la higiene protésica, puede utilizar limpiadores protésicos como pastillas o tabletas efervescentes. Podrás encontrar una amplia gama en farmacias, parafarmacias o supermercados. Con que los utilices una vez al mes o cada 15 días siguiendo las instrucciones del fabricante es más que suficiente. Que uses estos limpiadores no elimina la necesidad de higienizar la prótesis tras cada comida.

  4. Retira la prótesis tras cada comida y límpiala adecuadamente, así como la cavidad oral.

  5. Retira la prótesis y duerme sin ella, esto aliviará la zona de las mucosas y evitará roces, ulceras…

  6. No la dejes en remojo en vasos o cuencos con agua. Las cajas de las prótesis están para guardarlas adecuadamente. Has de guardarlas secas para evitar la aparición de hongos.

  7. Si sientes incomodidad, por roces o movilidad, acude a tu doctor para que las adapte y ajuste adecuadamente.

  8. Colócalas con los dedos de las manos hasta que quede en la posición correcta, retírala también con los dedos de las manos.

  9. Si notas alteración en la mucosa oral como picor, rojeces, placas blanquecinas, acude de inmediato a tu odontólogo ya que puedes estar padeciendo hongos, mucositis, alergia … y es necesario solucionar el problema.

  10. Si utilizas adhesivo oral, retíralo adecuadamente de la mucosa y de la protesis, así las mucosas se airearán.

Paciencia ante todo.

Por último, ten mucha paciencia, la protesis removible tiene sus límites y sus desventajas, debes aprender a comer, hablar y adaptarte a un dispositivo que se acerca a los dientes naturales pero que en ningún caso los sustituye, y por tanto no arroja los mismos resultados.

Recuerda que es muy importante mantener los dispositivos de reposición dental en perfectas condiciones para conseguir mantener una adecuada masticación, habla y estética. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba