¿Qué efectos tienen las ETS en la salud de tu boca?

Relación entre las enfermedades de transmisión sexual y la salud bucodental

Actualmente, cada vez son más los casos detectados de las conocidas como enfermedades de trasmisión sexual. En 2015/16, llegaron a alcanzar un crecimiento de un 53%.  Por este motivo queremos informar a nuestros usuarios de las consecuencias adversas que pueden tener las prácticas sexuales de riesgo. Así mismo, es importante saber que muchas de estas enfermedades son tratables, aunque no curables, y que sus manifestaciones se encuentran, en muchas ocasiones, en la cavidad oral. Por ello, tu dentista puede ser un facultativo que te alerte de lo que puede estar sucediendo.

Estas patologías engloban un amplio grupo. Sífilis, gonorrea, el virus del Papiloma Humano (causante de cáncer), el virus del herpes o verrugas, son algunos ejemplos. Todos ellos tienen manifestaciones orales, características las cuales suelen ser muy desconocidas en la población. Esto es debido a que muchas personas piensan que solo pueden afectar a las partes más íntimas en cuestión.

¿Cómo afecta cada ETS a tu boca?

El virus del Papiloma Humano tiene varias variantes de cepas. Unas son de baja “agresividad” y su manifestación oral consiste en verrugas intraorales, tanto en zonas propiamente orales como llegando a la garganta. Otras cepas son consideradas de “Alto riesgo o agresividad” y son las causantes de cánceres de cabeza, cuello e intraorales. Éstos suelen ser predominantes en hombres, con una proporción 4 a 1 en comparación con las mujeres. Su apariencia son zonas ulceradas o tumoraciones muy llamativas, en ambos casos.

En cuanto al herpes se refiere, existen diversas cepas, las cuales son tratables, pero no curables. Esta patología es altamente contagiosa, pudiendo pasarse de la zona genital a la zona oral por un simple contacto. Además el contagio puede darse antes o durante el proceso de brote o herida. El herpes cursa con un aspecto de verrugas intraorales, que pueden ir desde un color blanquecino rosado, hasta rojo grisáceo. Además, son dolorosas y desagradables, como las lesiones periorales que cursan con una herida adyacente a la zona labial.

Aunque no lo creamos, la sífilis es una de las ETS más diagnosticada en los últimos años. Fue  la principal en el año 2015 entre adolescentes y personas menores a 30 años. Las manifestaciones orales son úlceras llamativas que aparecen en la lengua, sobre todo en la punta, o en los labios. Son de color rojizo, altamente contagiosas y dolorosas. Si éstas no son tratadas adecuadamente, aunque desaparezcan y entendamos por ello que ‘si ya no hay herida, ya no hay problema’, podemos encontrarnos ante un error.

Los estadios más avanzados dan lugar a problemas neurológicos complejos por causa del estadio conocido cómo neuro-sífilis. Pueden llegar incluso a dañar órganos como el corazón y esto por mero desconocimiento. Por ello, recuerda que tu dentista puede ayudarte a tratar y a frenar este mal, cada día más común.

Al igual que la sífilis, la gonorrea es una ETS de origen bacteriano, cuyo crecimiento ha ido en aumento, siendo el 2014 el año en el que más casos se diagnosticaron. Esta patología afecta, en general, a las mucosas y membranas orales, incluyendo también la garganta. La gonorrea puede ser difícil de detectar ya que sus síntomas son a menudo muy leves y pueden pasar desapercibidos. Los síntomas bucales más comunes son dolor o ardor en la garganta. Otros adicionales pueden incluir glándulas inflamadas y, ocasionalmente, puntos blancos en la boca que no se desprenden al raspado.

¿Qué hacer si piensas que padeces algún síntoma?

Con todo ello, queremos hacerte partícipe de que la mejor prevención ante estas lesiones es la practica sexual segura y el uso de métodos de barrera. Si sospechas que puedes estar padeciendo alguno de estos procesos, podemos ayudarte mediante un chequeo oral. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba